Fabricación y suministro de tuberías de acero para sondeo de pozos

En Juma Metal fabricamos y distribuimos tubería de acero ranurada para sondeo de pozos desde el año 1965. Disponemos en stock de tubos para sondeo con diámetros que van desde 120 a 320 milímetros y largo 6 metros.

Tubería de sondeo Jumametal

Los pozos y sondeos son dos técnicas extractivas de agua que se encuentran en claro avance en los últimos tiempos, disfrutando de una alta demanda que crece año tras año. Los beneficios que reportan a quienes los realizan son variados.


Podemos encontrar el motivo de la realización de sondeos y pozos en la escasez de agua que se extiende por toda la geografía española y es que sin agua no hay vida.


El suministro con aguas extraídas de forma manual de nuestros acuíferos es cada vez más significativo. Hoy, múltiples poblaciones, campos e industrias emplean aguas subterráneas para su abastecimiento. Los sondeos de agua se utilizan para localizar, obtener aguas subterráneas y aprovecharlas posteriormente.


Desde hace años, la técnica del sondeo de agua en cualquier punto de la geografía española está en pleno auge. No es para menos si tenemos en cuenta que la escasez de agua se extiende por toda la geografía española y que sin agua no hay vida.

Desgraciadamente, hay ocasiones en los propietarios de terrenos o profesionales de la agricultura y la ganadería no sacan partido de los beneficios y recursos naturales como son las aguas subterráneas que pueden conseguir en los terrenos de su propiedad. Una oportunidad que está a su alcance y que no aprovecha supone una equivocación.

Que es un sondeo

Un sondeo consiste en una perforación que se efectúa en el suelo para alcanzar el nivel del agua subterránea y de esta manera conseguir extraerla a través de una bomba. Una vez realizada la obra de captación, el agua obtenida se traslada utilizando tuberías o canales hasta los lugares de consumo.


Una obra de captación de agua es algo más que una simple excavación realizada hasta encontrar el agua buscada. Sacar el máximo partido al acuífero tiene su técnica específica que hay que desarrollar correctamente para tener éxito en el proyecto. Es crucial proporcionar el paso adecuado de las aguas de dicho acuífero hasta el pozo o sondeo.


La puesta en marcha de un sondeo de agua es una obra de importante impacto y dificultad que no puede realizarse sin una adecuada formación profesional, conveniente maquinaria de precisión y especial cuidado medioambiental. El sondeo es una labor de enorme impacto, ya que alcanza trasformar el equilibrio del acuífero, desecando y contaminando las capas freáticas si no es realizado de forma correcta. Definitivamente, es algo que tiene un importante impacto directo en los ecosistemas que se encuentran en la superficie y puede, además, precipitar la salinización y desertización de los suelos.

Características de un sondeo de agua

Un sondeo es una variante de pozo con unas características distintas que le otorgan una serie de ventajas. Esta técnica realizada para obtener aguas subterráneas suele tener un diámetro aproximado de 180 mm.  y una gran profundidad, de hasta varios cientos de metros.

En comparación, los pozos son de diámetros grandes, normalmente tienen más de un metro de diámetro y poco profundos, ya que rara vez alcanzan los doce metros. Para sacar el agua en un sondeo, se hace necesaria la instalación de una motobomba y una tubería.

No cabe duda que la profundidad es una de las notas más características de los sondeos de agua. Por este motivo, debe utilizarse maquinaria perforadora y equipos especializados con alta capacidad que garanticen el descenso hasta conseguir alcanzar el fondo del acuífero obteniendo la buscada extracción del agua.

Un sondeo es mejor que un pozo abierto ya que el sondeo es el único método que consigue alcanzar masas de agua en elevadas profundidades.

Para conseguir alcanzar un nivel alto de eficiencia, los sondeos se revisten de tuberías metálicas con numerosas ranuras u orificios a lo largo de ellas para permitir el paso del agua en las paredes del sondeo.

En Juma Metal suministramos tuberías de sondeo en acero desde el año 1965 a nivel nacional para que nuestros clientes puedan acometer sus proyectos de sondeo de pozos con total garantía.

Como resulta lógico, el hecho de que los sondeos cuenten con varios metros de profundidad hasta alcanzar el agua genera mayor dificultad de extracción. Una obra de captación de aguas mediante un sondeo es realmente compleja, ya que es deseable alcanzar el máximo partido de la extracción, proporcionando el paso del agua desde el acuífero en dirección al sondeo y manejando los recursos de manera conveniente. Para alcanzar estos objetivos, en el caso preciso de los sondeos se emplean tuberías en acero ranuradas y orificios como revestimiento.

Ventajas del sondeo respecto de otros tipos de pozos

  • Ahorro en el gasto por consumo de agua. Contar con un suministro de agua propio conlleva un considerable ahorro en lo que a pago de facturas se refiere. El uso de este bien para el riego trae consigo un importante ahorro económico.
  • Acceso a aguas subterráneas profundas. El fin del sondeo es tener acceso a aguas susceptibles de uso pero que se localizan en el interior de la tierra. Con un sondeo se logra alcanzar masas de agua más profundas que con un pozo disponiendo de un bien sin acceso previo.
  • Mínimo espacio ocupado. Un sondeo de agua ocupa un reducido espacio físico en la superficie.
  • Precio competitivo. El coste de la construcción de un sondeo por metro lineal es más barato que otros tipos de pozos.

En resumen, se puede decir que el sondeo de agua es el tipo de pozo más adecuado cuando se trata de captación de aguas profundas. Por su rapidez en su ejecución, precio y resultados obtenidos es uno de los tipos de pozos más usados en agricultura.

Maquinaria para pozos de sondeo

Debido a su profundidad, los sondeos han de ser realizados con máquinas perforadoras preparadas y capaces de acometer una obra del calibre necesitado. Se trata de equipos capaces de descender de forma efectiva hasta lograr alcanzar el fondo del acuífero, garantizando así la extracción del agua subterránea.

Existen de forma general dos tipos de máquinas para acometer un sondeo de agua.
En tipo de ellas son las que pueden definirse como de percusión, con un movimiento en dos etapas, la primera de iza y la segunda dejándolo caer libremente para golpear el terreno.


Otro tipo de máquina es el de giro, que utiliza un motor que hace rotar una herramienta especial para realizar hasta el sondeo.

Contacto